Gramática guía de estudio de ESPAÑOL para la UnADM
UnADM - ESPAÑOL

Lección 3. Gramática

Lección 3. Gramática

Lección 3. Gramática guía de estudio de ESPAÑOL para la UnADM

Objetivo: el estudiante especificará las partes que integran una oración mediante ejemplos sugeridos.

Contenido

  • La oración
  • Sujeto
  • Predicado

La oración

Se llama oración a la unidad mínima del lenguaje con sentido completo. Es decir, la oración es la palabra o conjunto de palabras con que se expresa una idea completa.

Por ejemplo:

“Todas las mañanas Lucas compra flores para su esposa”

Una oración se compone de un SUJETO  y un PREDICADO.

El sujeto en una oración

El sujeto, es quién o de qué se habla en la oración. El sujeto puede ocupar cualquier lugar en la oración; lo importante es localizar el sujeto dentro de la oración; para ello, se pregunta quién o qué hace la acción.

Existen dos tipos de sujeto: explícito o expreso y el sujeto tácito o morfológico

Sujeto explícito o expreso

Se llama sujeto explícito al que está escrito en la oración. El sujeto puede ser una palabra como: Pedro, Martha, Juan, etcétera.

Pedro estaba muy disgustado.

Sujeto tácito o morfológico

El sujeto tácito o morfológico en una oración puede suceder que el sujeto no esté escrito, pero la realidad es que está implícito en el verbo de la oración.

Por ejemplo: ¡Estamos salvados!

En este ejemplo está implícito que al decir “estamos” nos referimos a nosotros.

El predicado

El predicado es lo que se dice del sujeto. El núcleo del predicado es “el verbo” este nos indica lo que realiza el sujeto.

Ejemplo: Los médicos diagnosticaron el padecimiento de Martín. El verbo en esta oración es: “diagnosticaron”.

El verbo como núcleo del predicado puede estar acompañado por otras palabras, las cuales se llaman complementos u objetos y nos  ayudan a comprender el sentido del verbo. Hay diferentes clases de complementos del predicado, los cuales son:

Complemento directo u objeto directo

Quien realiza la acción del verbo es el sujeto, pero a veces la acción se transfiere a un objeto, en esos casos se le llama complemento directo o complemento del objeto directo.

Para localizar el complemento directo, podemos preguntar al verbo “qué”

Ejemplo: Luisa soltó el puñal. Para localizar el complemento directo, podemos preguntar al verbo ¿qué soltó Luisa?

Complemento indirecto u objeto indirecto

Es cuando el sujeto que realiza la acción del verbo transfiere dicha acción a  otro sujeto. Para encontrarlo le preguntamos: ¿A quién? ¿A qué? ¿Para qué? ¿Para quién?

Manuel saludó respetuosamente a su jefe.

Para saber cuál es el complemento indirecto en la oración anterior, preguntamos: ¿a quién saludó Manuel? La respuesta es: “a su jefe”, por tanto, es el complemento indirecto.

Complemento circunstancial

Es cuando el verbo está acompañado por palabras que se refieren a: tiempo, modo, lugar, finalidad, etc. Cada tipo de complemento circunstancial responde a su correspondiente pregunta, por ejemplo:

¿Dónde? de lugar;

¿Cuándo? de tiempo;

¿Cómo? de modo;

¿Para qué? de finalidad.

Ejemplo: Tomás cayó de rodillas. Para encontrar el complemento circunstancial debemos preguntarnos: ¿Cómo cayó Tomás?

Oraciones unimembre y bimembres

Ahora que ya conoces más sobre las oraciones, es momento que sepas que existen oraciones unimembre y binimembres.

Una oración puede estar formada por una sola palabra, la cual se llama unimembre.

¡Cállate!

¡Adelante!

Este tipo de expresiones contienen una idea completa, aunque se forman por una sola palabra, pueden llevar otras que la acompañen y aun así seguirían siendo unimembres.

Cuando el enunciado contiene sujeto y predicado, se llama bimembre

2 comentarios

Deja una respuesta